Es claro que se trata de una falta muy grande, que ocasiona un daño a la otra persona muy profundo. Sin embargo, existen razones de mucho peso para afirmar que es necesario y vital llegar a perdonar esta falta. Perdonar aquí, no significa de hecho que la persona que sufrió la infidelidad deba permanecer al lado de su pareja. En una primera instancia, en terapia de pareja se recomienda dar una oportunidad a la relación, e intentar trabajar el perdón en el interior de la relación. Sin embargo, hay ocasiones en que esto no es posible, y es recomendable una separación.

Existen riesgos de arrastrar, por ejemplo, estas dificultades y llevarlas a nuevas relaciones en el futuro, como la aparición de celos infundados que no se puedan controlar, como consecuencia de no ser capaz nuevamente de confiar en el otro. Aun estos casos, es imprescindible que se trabajen estos sentimientos de culpa o resentimiento, no solo por bienestar propio sino también por el de futuras parejas.

Esta “nueva” relación se verá enfrentada a lidiar con esta especie de deuda infinita, una deuda que todavía se sigue cobrando (aunque ahora a alguien más) y que se es incapaz por parte de la persona que desconfía de saldarla de alguna forma. De esta forma, la relación aunque sea nueva, se verá orillada a repetir un patrón, que exigirá a su vez el reto de resolverlo adecuadamente (se podría decir que no podemos escapar a nuestros propios problemas no resueltos; tendemos a entrar en relaciones que nos exige atender herida abiertas que no hemos sido capaces de cicatrizar. Y esto se debe entender como una buena noticia.)
Lic. William Rodríguez Blanco


PSICOTERAPIA-TRATAMIENTOS PARA ADICCIONES Y TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD-PSIQUIATRÍA-EXPERTOS EN NORMA 035 (Área Industrial)
¿Te podemos ayudar?
Llámanos (462) 1350315 o al cel (462) 270 5546
Calle Francisco Sarabia #1462 Prolongación La Moderna C.P 36690 Irapuato, Guanajuato